Bueno bueno, este post va a ser un poco complicaillo, ya que recorrimos un montón de kilómetros, así que intentaré no liarme mucho. También te digo que si estás buscando un post con información sobre qué visitar, no sigas leyendo, éste no es el post que buscas. Ya que hay un montón de webs donde poder encontrar esa información.

Teníamos ganas de irnos a Europa con el coche, así que compramos el billete del Eurotunel para pasar el fin de año en Paguí, uh la lá. Pero con los atentados cancelamos el viaje, y menos mal, porque ver los fuegos artificiales en una pantalla… no hubiese molado nada. Así que cambiamos los billetes para Marzo aunque no teníamos claro dónde íbamos a ir pero dijimos… ya se preocuparán el futuro David y la futura Laura, bastante plof estabamos en ese momento como para ponernos a planear el nuevo viaje (ya que lo de París estaba más que preparado, muchas horas invertidas buscando info). Bueno, pasado el bajón de no ir en fin de año a París, decidimos ir a Holanda. Y como íbamos en coche aprovechamos para hacer una buena ruta. Eso sí, fue una paliza. Creo que no he andado tantísimo en mi vida.

En este post no te voy a especificar lo que hay para ver en cada sitio, hablaré en general, ya que si no el post puede ser de días, jaja.

DÍA 1. Domingo. DOVER

Salimos pronto de casa para aprovechar el día en Dover y ver los famosos acantilados blancos, ya que teníamos unas 5h de viaje. La verdad que los paisajes de los acantilados son una pasada, eso sí, hace bastante aire. Nos llevamos unos bocatas y nos los comimos allí arriba, con el mar de fondo.

20160313_123218

Como el tren salía a las 3 de la mañana nos fuimos al hotel para descansar (pillamos una oferta en el hotel Ramada), pero los nervios nos traicionaron y solo pudimos dormir 4h. Así que a la 1.30h nos fuimos del hotel camino de Folkestone. Estábamos tan emocionados…

20160314_035042
El tren por dentro

Pisamos Caláis a eso de las 5am. ¡Qué desastre! Conducen fatal. En general son super agresivos. Supongo que al estar ya acostumbrados a conducir por UK que normalmente son más tranquilos pues nos chocó un poco.

Primera parada. Un área de descanso para dormir un par de horitas, ya que nos esperaba un largo día, nuestro destino final era Ámsterdam pero con parada en Brujas y Amberes.

DÍA 2. Lunes. BRUJAS

20160314_103324

Teníamos muchas ganas de ir, ya que todo el mundo nos decía que era super bonito. ¿Y qué pasó? Que como teníamos muchas expectativas nos desfraudó un poco. ¿Conocéis Chester o York? Pues es de ese estilo, medieval, y sí, es bonita y cuqui, y nos hizo muy buen día pero… Supongo que al ser tan impresionante como nos dijeron esperábamos más. Pero claro, para gustos los colores.

20160314_120851

AMBERES

Después de pasar toda la mañana en Brujas, nos dirigimos a Amberes. Una ciudad de 1.200.000 habitantes. ¿Y qué tiene? Pues poca cosa. Una calle peatonal y comercial muy larga, una estación de tren chula, una catedral, el ayuntamiento y un castillo, que según cuenta la leyenda había un gigante que tenía aterrado al pueblo. No tiene mucho más. Si vas de compras puedes pasar todo el día, pero para ir a visitarlo… A lo mejor un día es mucho.

La estación de tren
La estación de tren
El castillo
El castillo

Ya tocaba poner rumbo a nuestro destino el que sería por 3 días, Ámsterdam.

AMSTERDAM

Lo primero que hicimos fue dejar las maletas en el hostel Anne Marie, que nos costó 3 noches unos 50€ (los dos). Luego fuimos a dejar el coche a un parking que habíamos reservado por internet. Ya nos habían avisado que eran carillos, así que nada, 20€ por día. Se puede aparcar gratis al norte de la ciudad, pero no es un barrio muy seguro y estaba en el culo del mundo. Aparcar en la calle en el centro es carísimo, 5€/hora. ¿Estamos locos? Pero como están tan concienciados con el medio ambiente pues…

Dejamos el coche en el parking y nos fuimos dando un paseo de vuelta al hostel, ya que estábamos un poco cansados y teníamos que coger fuerzas para el martes. El hostel estaba situado a 5 minutos del famoso “I amsterdam” y del museo de Van Gogh.

20160314_212735

DÍA 3. Martes. AMSTERDAM

Reservamos el free tour con Sandemans. Siempre que viajamos miramos a ver si tienen tour en esa ciudad, ya que nos gustan bastante. El guía fue Manuel, un italiano más majo… Hizo un tour super ameno y fue super atento con todos nosotros.

Cuando terminamos el tour comimos en un bar que nos recomendó Manuel, el plato típico holandés (no recuerdo el nombre, pero es un puré de verduras, salsa gravy y una salchicha).

20160315_142628
Plato típico

 

20160315_141010
Café Sonneveld

 

20160315_123432
Casas típicas holandesas

 

20160315_140720
Canales de Ámsterdam

 

20160315_131729
Bicis, bicis y más bicis

 

20160315_154956
Más canales de Ámsterdam

Llegó un momento que ya no podíamos con nuestra vida, de hecho, íbamos a volvernos en tranvía, pero vimos este sitio con esas baguettes… Tenían muy buen pinta, pero que no os engañen, son un timo. La salchicha es una salchicha normal partida por la mitad y puesta en cada extremo para que parezca una larga, pero nooo, la realidad es otra. A ver, que bueno estaba, pero lo único que tenía era jamón york y queso (aunque había más sabores). Y si no recuerdo mal eran 5€ cada uno.

20160315_193918

Después de coger fuerzas, porque es verdad que nos activó otra vez, volvimos andando al hostel, batiendo el récord de 32km andados en un día. Parecíamos zombies, andábamos por inercia, si parábamos, ahí nos quedábamos, jajaja.

DÍA 4. Miércoles. EDAM. VOLEDAM Y MARKEN

Bueno, qué decir de estos tres pueblecitos. Son muy chiquitines, pero con un encanto increíble. Los tres se ven en el mismo día. Nosotros fuimos en coche, así que no sé cómo funcionará lo del transporte público, pero si no recuerdo mal, por 10€ podías subir y bajar del autobús todas las veces que quisieras, y es la misma línea la que pasa por los tres pueblos. Bueno, Marken es una islita que la han unido con una carretera, sí, es pequeña y no tiene nada, no quiero pensar qué sería de esos habitantes antes de que hicieran la carretera, puf.

20160316_162548
Voledam

 

20160316_144526
Edam

 

20160316_151327
Edam

 

Marken
Marken

Y después de este día otra vez de vuelta a Ámsterdam. Cenar y a dormir, que al día siguiente nos íbamos camino de Rotterdam, con sus respectivas paradas claro.

DÍA 5. Jueves. LOS CAMPOS DE TULIPANES

No tuvimos la suerte de verlo en todo su apogeo, pero bueno, una idea pudimos hacernos. Solo vimos tulipanes amarillos, y supongo que serían porque no estaban abiertos del todo pero… no sé, a nuestro parecer no fué gran cosa.

20160317_131418
Campo de tulipanes

Los campos están situados en en la zona de Lisse, pero son caminitos de campo, evidentemente no van a estar en mitad del pueblo, jajaja.

NOORDWIJK

Después de ver los campos de tulipanes nos fuimos a ver la playa. Y tenemos que decir que era una playa muy española. Toda la costa con restaurantes, edificios muy playeros, un par de “chiringuitos” en la arena… La verdad que estaba guay, pero claro, hacía un viento… La arena picaba.

20160317_140245

 

20160317_135625

LA HAYA

Ahora dejamos la naturaleza para ir a la ciudad, esta vez a La Haya. Como no era un sitio principal en nuestra ruta lo vimos de pasada, supongo que tendrá más cosas para ver y hacer, museos, galerías, etc. Vimos el parlamento, una pasada. Tiene un lago pegado a una fachada y la verdad que era muy chulo. Al lado hay una avenida muy bonita, con sus árboles y su caminito en medio. También vimos la Europool y el Tribunal Internacional de La Haya.

20160317_151026
Avenida

 

20160317_151409
El Parlamento con el lago

 

20160317_161627
El Parlamento

ROTTERDAM

Y ahora sí que sí, nos vamos a Rotterdam. Uuuueeeh!! Que teníamos muchas ganas, ya que es una ciudad con los edificios bastante modernos. Bueno, de hecho tiene el apodo de ser el pequeño New York, ya que en la Segunda Guerra Mundial los nazis la destrozaron prácticamente entera, solo dejando en pie el ayuntamiento, el hotel New York y alguna cosita más.

Cuando llegamos lo primero que hicimos fue ir al hostel Ani & Haakien a dejar la maleta (fue un poco carillo, 50€/noche los dos, pero estaba muy bien, muy limpio, el staff muy agradable y un buen desayuno. Lo podríamos clasificar como un hostel 5 estrellas), ya que Rotterdam también es bastante cara para aparcar e íbamos a dejar el coche en la otra punta de la ciudad. Aparcamos gratis en la zona de Noordereiland, a unos 15 minutos andando del Markthal, un mercado que no puede faltar en tu visita.

Al irnos andado desde el coche al hostel, vimos la ciudad de noche, y la verdad que no tenía mucha vida, ya que fuimos a una calle de restaurantes y no había mucho ambiente (Witte de Whitstraat). La ciudad a simple vista nos impresionó, ya que tiene un montón de rascacielos, y como veníamos de ver Ámsterdam… Son totalmente diferentes.

20160317_204744
Witte de Whitstraat

DÍA 6. Viernes. ROTTERDAM

Como ya hemos comentado, Rotterdam es una ciudad muy moderna arquitectónicamente, así que si te gustan los edificios modernos, altos y raros, ésta es tu ciudad. Mi marido es más de ciudad que yo, le encanta el barullo, los rascacielos, el estrés… Pero es algo con lo que yo no puedo. Y he de decir que Rotterdam me encantó. Si no fuera por el idioma tan cariñoso y dulce que tienen, sería un posible destino para vivir.

¿Qué se te viene a la cabeza si te digo “ciudad con rascacielos”? Porque a mí me viene mucha gente, mucha vida, locura… Pero no, Rotterdam no es así. Para todos los edificios que había, me pareció que había poca gente. Ésto no quiere decir que no la hubiera, solo que me esperaba algo más de multitud.

Lo que más me gustó fue el mercado. Madre mía, que delicia, qué de comida, qué de olores, qué de todo. Tanto que me hubiese quedado ahí toda la mañana, pero claro, ese no era el plan. Ahí compramos los quesos que nos trajimos. Uno de pesto verde, otro de cominos y otro de hierbas. Pero es que la comida tenía una pinta… Qué pena no tener ese mercado por aquí cerca.

20160318_100035
Markthan

El mercado está dentro de un edificio de pisos. Todas esas ventanitas que se ven en la foto son casas.

Fuimos a ver las casas cubo. ¿Y ésto qué es? Pues como su nombre indica, casas en forma de cubos. ¿Y cómo son por dentro? Pues por 3€ podrás ver una de ellas. Tenemos fotos, pero si os desvelamos todo no tiene gracia, y  la gente de algo tiene que comer, ¿no? Que si no no entras ;P

20160318_110355
Casas cubo

Éstas dos cosas fueron las que más me llamaron la atención, que claro, a mi marido no (bueno, también) pero él se volvió loco con los rascacielos.

20160318_115041

 

20160318_121239

Y después de estar todo el día recorriendo sus anchas avenidas, puentes, y perdernos entre los grandes edificios, nuestro viaje estaba llegando a su fin, así que pusimos rumbo a Caláis. Cenamos en un McDonald´s cercano a la estación de ferry, siendo nuestra sorpresa que nos cobraron por dos menús normales, nada de promoción ni especiales, ¡18€! Nos quedamos bastante pillados.

Cruzamos el túnel y a eso de las 23h del viernes ya estamos en UK, llegando a casa a las 4 de la mañana y durmiendo dos días seguidos, jajaja.

Pues nada, éste fue nuestro estupendísimo viaje. Así que si queréis hacer uno y no sabéis dónde, desde OELYEM os lo recomendamos 100%.

Si queréis saber con detalle las cosas que ver, lo que suelo hacer yo es buscar en google “qué ver en ‘Rotterdam’ en un día”.

Esperamos que te haya gustado el post, si es así, ¿nos regaláis un “me gusta”?

¡Ah! Por cierto, que se me olvidaba, cuando estés buscando un hostel en Holanda, fíjate que tenga las sábanas incluídas, ya que en algunos no las tenían.